A falta de cuchara…

Ya sabes que el hombre (y la mujer), son uno de los seres vivos que menos se complican y que, si han de darle solución a algo, se la dan, aunque sea de una forma o de otra. El caso es llegar a tener lo que andaban buscando, aunque para ello tengan que hacer algún invento.

Porque eso es con lo que nos encontramos en esta imagen, una imagen que seguro te hace sonreír y pensar las veces que, por tal de no levantarte de la mesa a por una cuchara, has hecho de todo con tal de coger caldo (hasta usar un tenedor y coger caldo por el poco espacio que tiene entre las puntas y el mango).

Pues no, ahora hay una forma más sencilla de conseguir una cuchara y, por lo que veo, solo necesitas un tenedor y un vaso de plástico que debes cortar y ensartar con el tenedor.

Ahora bien, me pregunto una cosa. Imagina que tienes cucharas a mano, ¿tan vagos somos que no podemos ir por una? Porque si, vale, esto lo explico cuando realmente no tenemos cucharas y hay que improvisar, pero cuando tenemos y hacemos esto… ¿no tardamos más en hacer esto que en buscar la cuchara?

Sea como sea creo que la imagen ya da la idea para que, si alguna vez necesitas una cuchara y no tienes ninguna a mano, te pongas a idear cómo crear una casera que te saque del problema, aunque no puedas usarla durante mucho tiempo, si el suficiente para servir y poco más.

Mira, otra ventaja, solo tienes que fregar el tenedor porque el vaso normalmente iría a la basura o a reciclarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>