A volar se ha dicho

Todos sabemos que los pájaros, una vez nacen en algún momento de sus vidas han de abandonar el nido. Pero como les ocurre a los adultos, a las personas, no somos algunos capaces de abandonar ese nido, a veces con razones, otras simplemente “porque estamos mejor con “mamá y papá””.

Sin embargo, todo ha de llegar a su fin y en el caso de los padres aún no conozco ningún caso de alguien que haya echado a su hijo a la calle (cosa que puede haber perfectamente) pero sí de pájaros que, literalmente, expulsan del nido al pobre hijito para que aprenda a volar y se vaya del nido de una vez.

Un ejemplo lo tenemos aquí mismo, en esta fotografía que nos muestra esa misma situación, de la madre, o el padre, ya sabes que, de pájaros, no es fácil distinguir el sexo a plena vista, echando del nido para que aprenda a volar a su hijo o hija.

Claro, como está tomada la fotografía bien parece otra cosa, una podría pensar que hasta en los pájaros se pueden encontrar situaciones en las cuales también haya que dar alguna patada a un hijo para que espabile (para que veas que no es solo tu caso, hay muchos más en la vida).

Ahora bien, saber si voló o no ya es más difícil, por lo menos no nos han dicho nada y digo yo que su instinto de supervivencia le diría qué hacer para volar, es eso o estamparse contra el suelo, cosa que dudo (solo los pájaros más pequeños sufrirían eso y este, con todo el plumaje, de pequeño no tiene nada).

Al menos ya sabemos que, en el mundo animal, también los padres han de “espabilar” a sus hijos para sacarlos de su tranquilidad y que hagan algo en la vida.

Vía: Planeta Curioso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *