En Alemania crean un buzón para bebés abandonados

Aunque abandonar un bebé en la calle es un hecho reprobable desde cualquiera de las aristas en las que se lo analice, debemos señalar que se trata de una situación la cual puede evitarse, o al menos, que la criatura fallezca como producto del abandono al que se ve sometido, especialmente si esto sucede en sus primeras horas de vida.

Por eso, es de elogiarse que en Alemania se haya instalado un sistema mediante el cual las personas que por alguna razón deban dejar a su bebé y no puedan o no quieran acercarse a un centro que los reciba bajo las condiciones más adecuadas, pueda hacerlo en las denominadas“Babywiege”, una plataforma en la cual puede ingresarse el cuerpo del pequeño, sabiendo que será cuidado por máquinas, ni más ni menos.

La cuestión es que estas cunas, una vez que advierten la presencia de un ser humano en su interior, comienzan a activar una serie de alarmas con las cuales le ofrecen calor al bebé que se encuentra allí adentro, según han informado las autoridades que ya pusieron algunas de ellas en funcionamiento en las últimas semanas, aunque afortunadamente nadie ha debido hacer uso de las mismas hasta el momento.

De la misma forma, está previsto que en el término de la media hora siguiente a la ejecución de las primeras alarmas, un grupo de médicos especializados se acerque al lugar para tomar al bebé y llevarlo a hacerse las primeras observaciones correspondientes del caso, de modo que su vida no corra ningún riesgo.

Incluso, aunque en condiciones normales el bebé permanecerá bajo la custodia del estado de Alemania, en el caso de que luego la madre quisiera recuperarlo, cada una de éstas cunas cuenta con una serie de indicaciones, a modo de procedimientos, que le explican los pasos a seguir para dar con su bebé en los siguientes meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *