Anciano roba para volver a la cárcel

Walter Unbehaun

En algunas ocasiones podemos quedarnos pasmados cuando encontramos casos de personas que han estado en la cárcel, y posteriormente en libertad, y aseguran que se sienten mejor entre rejas que habiendo recuperado su vida normal. Bueno, un poco de esto es lo que le pasó a un anciano en Estados Unidos, quien decidió robar un banco para ser detenido, y de esa forma poder regresar a prisión de una forma rápida y segura.

En concreto, los medios locales hablan del caso de Walter Unbehaun, un hombre de 73 años de Carolina del Norte, quien en la mañana del sábado pasado, no tuvo mejor idea que ingresar a un banco en Harris, un suburbio de Chicago de Niles, Illinois, con la intención de cometer un robo a mano armada, en principio, aunque con un deseo mucho más ferviente detrás.

La cuestión es que esta persona mayor ingreso al establecimiento financiero, y luego de realizar un depósito de forma totalmente normal, se paró ante el cajero, exclamando “Esto es un asalto. No tengo nada que perder”, lo que produjo un gran estupor entre todos los presentes, siendo que nadie había reconocido a este hombre, quien ya había permanecido en prisión por el mismo tipo de delitos en el pasado.

Posteriormente, según los testigos, Unbehaun abrió su chaqueta, y mostró la pistola que llevaba metida entre sus pantalones, asegurando que “sólo tengo seis meses de vida y no tienen nada que perder”, mientras que dándose vuelta y dirigiéndose al cajero, le aseguró “no quiero hacerte daño”, parte del trato que cumplió, considerando que finalmente no hubo que lamentar ni siquiera rasguños de los presentes.

Luego de ello, el hombre se marchó del banco con el bastón que usa para caminar de forma asidua, llevándose consigo 4.178 dólares en efectivo, aunque al cabo de un par de horas fue encontrado en su propia casa, tranquilo, tomando algo, y esperando la visita de la policía para que le lleve al sitio donde tanto disfrutar estar.

Un pensamiento en “Anciano roba para volver a la cárcel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *