Arte callejero con bolsas de plástico en Nueva York

Hace algunos días habíamos hablado de una de las más sorprendentes tendencias que había presentado de forma reciente el arte callejero, concretamente en la ciudad de San Pablo, y en torno a las bocas de tormenta del suelo, que se pintaban de colores para darles formas de cara semi-humanas; pero ahora nos vamos directamente a Nueva York, en los Estados Unidos, donde existe una nueva forma de decorar las calles.

Concretamente, se trata de un movimiento impulsado por Joshua Allen Harris, un neoyorkino que no ha tenido mejor idea en los últimos tiempos, que comenzar a decorar las calles de una de las ciudades más importantes del mundo, utilizando bolsas de plástico, de las que todos conocemos y que se suelen utilizar en los supermercados y comercios en general.

De hecho, el arte de esta persona pasa particularmente para utilizar estas bolsas de residuos, junto con cinta adhesiva y los respiraderos del subte de Nueva York, para de esta forma, poder generar especies de monstruos callejeros, los cuales alegran la vida de las personas, millones, que recorren las zonas céntricas de la ciudad.

De la misma forma, según se explica en el blog #StreetArt, donde se recuerda lo ocurrido en 1955, cuando el director y guionista Billy Wilder, había usado estos mismos respiraderos, en su película “The Seven Year Icht”, siendo la famosa escena en la que Marilyn Monroe deja volar la falda de su vestido blanco, en una de las muestras más claras del cine internacional de todos los tiempos.

Si bien de Harris no se conoce si es fanático del cine en realidad, lo importante del caso es que nos encontramos nuevamente con una muestra de arte callejero de las más interesantes del mundo entero, con la participación, como espectadores y protagonistas, de personas de distintas partes del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *