Aventuras en la Brigada del Rifle II

El cómic se vertebra en dos historias, y cada una de estas historias corresponde a una misión diferente. En la primera historia, este equipo de élite deberá infiltrarse por las calles de Berlín durante un bombardeo en una misión tan incierta como peligrosa. Serán capturados y torturados, pero gracias a su perspicacia ya su humor tan peculiar saldrá airoso y listo para la siguiente misión. En cambio, la segunda trama del libro da un giro de 360 ​​grados respecto a la primera y traslada la historia en el mundo árabe, más concretamente en Semmes (un país inventado, supongo). La misión, encontrar el testículo perdido de Adolf Hitler. Alemanes, británicos y americanos viajarán a Semmes con el objetivo de hacerse con el preciado testículo de Adolf, ya que, según la leyenda, cualquier ejército que posea tan valiosa “joya” se convertirá en invencible. Un argumento bastante divertido y curioso, pero que en manos de Ennis y Ezquerra se desinfla como si de un globo inflado por un asmático se tratara.

En definitiva, Garth Ennis lo pasa en grande desacreditando los nazis y Carlos Ezquerra (ilustrador aragonés) da vida de forma magistral en todas las escenas que idea Ennis. Sin embargo, el cómic mezcla de una forma no muy disuelta el humor negro y el humor infantil, de forma que el producto final termina siendo un entretenimiento más adecuado para preadolescentes que no para amantes del cómic en general.

Fuente: comiquero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *