Broma de los 100 chinos

A decir verdad esta broma es de las más suaves que se puede hacer porque no hacen daño a nadie, es más, incluso es divertida, una vez que se acaba, porque nos muestra cómo puede reaccionar una persona cuando se cuentra con una situación inesperada.

Para poneros en situación, te encuentras en la calle paseando, tú solo, y de repente te aparecen cientos de personas que corren para el lado contrario. ¿Qué haces? Pues ese es el dilema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *