Caracoles en el rostro, lo último en belleza

japon tratamiento caracoles

La belleza estética muchas veces tiene caprichos, y por eso es necesario a veces preguntarnos hasta dónde estamos dispuestos a llegar con tal de lucir mejor en el aspecto físico. Pues bien, parece que en Japón las personas pueden dejar de lado aquellas cuestiones que normalmente les serían repugnantes con tal de lograr mejores resultados a largo plazo.

De hecho, si bien está claro que los japoneses son muy avanzados para muchas cosas, y en belleza suelen tener de lo último con millonarias máquinas y tratamientos realmente costosos, la última moda al respecto resulta bastante más cercana a la naturaleza, al menos. Se trata, entonces, de poner caracoles, vivos, sobre el rostro de la persona, para conseguir una mejor apariencia física.

El caso es que dentro de todos los tratamientos de belleza que se encuentra de moda en los centros de Tokio, la capital, ahora mismo, ha llamado la atención a nivel internacional uno especialmente, el cual consta de una “sesión rejuvenecedora a base de caracoles”, que por muy asquerosa que se vea en la imagen, ya cuenta con miles de adeptos, y tanto hombres como mujeres.

En concreto, el funcionamiento del tratamiento tiene que ver con el uso de caracoles vivos, cinco para ser exactos, los cuales se ponen sobre la cara y se les deja desplazarse allí. La idea es que nuestra piel se vaya haciendo con todos los nutrientes que su baba va dejando por el camino. Sin embargo, la escena no estaría completa sin contemplar también el uso de algunas rodajas de pepinos.

Lo menor, o lo peor, del caso, es que además, cada sesión de una hora de duración, cuesta algo más de 200 euros, lo cual resulta bastante sospechoso si tenemos en cuenta que conseguir los caracoles, y mantenerlos, no tiene prácticamente ningún gasto. De todos modos, el negocio seguirá mientras la gente quiera verse joven, y los caracoles estén de moda.

2 pensamientos en “Caracoles en el rostro, lo último en belleza”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *