Charlie Parker, el domador de lagartos de apenas tres años

Los especialistas sostienen, mediante el estudio de la historia y las costumbres de las diferentes culturas que han formado parte del planeta Tierra, que uno de los oficios más complicados siempre ha sido el de domador de lagartos, aunque evidentemente, hay quienes nacen con una especie de talento natural, que les permite comunicarse con estos animales, y que parece inmune a sus ataques, como en el caso del pequeño Charlie Parker.

De hecho, este niño de apenas tres años ha dado la vuelta al mundo en las últimas horas, considerando que muestra una capacidad prácticamente inexplicable para tratarse con todo tipo de lagartos, en situaciones que harían huir despavoridos a varios adultos, pero que a él no le afectan en lo más mínimo, tal y como puede verse en las imágenes.

El pequeño refleja en su rostro el control que tiene sobre un pequeño caimán en una serie de imágenes que han sido difundidas en las últimas horas por todo el mundo, y si bien las mismas resultan sorprendentes de por sí, mucho más lo es saber que Charlie tiene apenas tres años, con lo que con suerte si puede hablar de corrido, pero sí puede amaestrar cualquier animal de este tipo, con los sólos movimientos de su cuerpo.

En este caso, podemos ver a Charlie “jugando” con un pequeño caimán que su familia tiene como mascota, el cual es denominado “Gump”, levantándolo, y luego moviéndose con el mismo en brazos, como si de un verdadero juguete se tratara, y no de uno de los animales más peligrosos que se conocen, más allá del tamaño de este en particular, el cual de todos modos es bastante imponente al lado de un crío de apenas tres años.

Ahora, la familia de Charlie Parker considera que el pequeño podría ser catalogado como el “más joven guardabosques de Australia”, donde habitan junto a él, considerando sus aptitudes innatas, para controlar este tipo de especímenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *