Chistes de médicos

Ahora que los médicos de cabecera (y el resto en general) empiezan a irse de vacaciones, vamos a poner un poco de humor para los que esperarán que su médico vuelva para volver a ir.

Sale el medico de revisar al esposo y habla con la mujer:

– Mire señora, la verdad, el aspecto de su marido no me gusta nada.

– La verdad doctor, a mí tampoco, pero es tan bueno con los chicos…

Dos enfermeras comentan al ver pasar a un médico:

– Qué bien que se viste el doctor Camacho!

– Si, y qué rápido!

Uno que viene y dice:

– Doctor, tengo delirio orínico

– No será onírico ?

– No doctor, sueño que me orino encima.

El profesor de traumatología presenta a sus alumnos a un hombre manco, rengo y con severas deformaciones en la espalda

– Ustedes ¿que harían en un caso así ?

– Pedir limosna.

Llega el paciente al consultorio del psiquiatra:

– Pero qué hace aquí ? No sabe que el doctor atiende de 3 a 5 ?

– No hay problema, voy a buscar 4 más y vuelvo.

Una vieja va al medico:
Doctor, doctor, tengo muchos gases; pero lo bueno es que no huelen , ni se escucha; sino mire Usted, me acabo de tirar como veinte y Usted ni cuenta se ha dado.
El medico le receta un medicamento y le dice que en una semana regrese.
A la semana siguiente, entra la vieja a la consulta y dice: – Oiga doctor: ¿Qué me dio que ahora los gases huelen; y muy feo?
El medico dice: – Muy bien , el problema de la sinusitis esta resuelto; ahora veremos los oídos.

La mujer de Anselmo lo lleva desesperada al doctor:
– Doctor, mi esposo se cree calendario.
El doctor hace pasar a Anselmo, y le pregunta:
– Dígame, desde cuándo se cree calendario.
Y este responde: Desde el primero de enero de 2007, doctor.

Tocan la puerta: Soy el Doctor, a una consulta a domicilio
Y el esposo le dice: Es mi esposa
– Magdalena, te busca el doctor.
y ella responde: – Dile que venga mañana que estoy enferma.

Un paciente se despierta después de la anestesia, y ve a un señor a su derecha y le pregunta: – Doctor, todo salió bien en la operación.
Y el médico le responde: – A ver, yo no soy su médico, soy San Pedro, y segundo esto no es un hospital, es el cielo.

Felicidad va al médico y le dice:
Doctor, tengo complejo de fea.
De complejo nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *