Cine al aire libre, en una playa y dentro del agua

¿Hay algo mejor que ver una buena película de cine en pantalla grande? Sí, estar en el Caribe tumbado en una playa paradisiaca. ¿Y qué me dices si te cuento que podemos hacer las dos cosas? Bueno, no en el Caribe pero sí en una playa tailandesa igual de exótica. ¿Hay algo más relajante?

Este cine de ensueño que ves en la foto ha sido creado por el arquitecto Ole Scheeren. Es un auditorio flotante llamado Archipielago Cinema instalado como parte de la celebración del festival de cine tailandés Películas en las rocas de Yao Noi, que tuvo lugar el pasado mes de marzo. La verdad es que no podemos imaginar un plan mejor para ver una película.

Las limitadas butacas de este cine eran bateas para langostas construidas con materiales reciclados. Además, el entorno permitía ver las películas mecidos por el suave vaivén de las olas. Tan suave que apenas se notaba, haciendo que la experencia fuese totalmente relajante.

Un detalle de todo este proyecto es que una vez que finalizó el festival, todos los materiales se desmontaron y se donaron a la población local. De esta forma se cuidó el medio ambiente y no quedó ni un rastro de este fantástico espacio.

La verdad es que nos extraña que esta idea no se exporte pronto a otros lugares, porque en piscinas públicas o pequeñas calas en las que no haya mucho oleaje podrían montarse algunos chiringuitos bastante curiosos. ¡Esto sí es un cine de verano y no lo que montan en mi pueblo cada año!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *