Cómo dibujar un caballo

A la hora de dibujar, ya sea que tengas habilidad o no, lo cierto es que la paciencia es lo mejor, porque se trata de lograr que uno encuentre la forma para dar rienda suelta a su imaginación, aunque tengas que estar borrando mucho porque no te sale bien.

Pero sin duda cuando tienes algo con lo que seguir la cosa es más fácil, ¿no? Los tutoriales o imágenes que te muestran paso a paso qué hacer y dónde llevar los trazos en tu dibujo suelen ser buenos y sencillos para las personas que no saben dibujar. De esta forma hacen como un pequeño copiado, que no un calco, al menos hasta que no se rinden y lo hacen.

En la imagen que he encontrado hoy tienes cómo dibujar un caballo. Es curioso porque es muy fácil, salvo cuando se llega al último paso, que es el que más nos puede asustar, y no es sin razón, la verdad.

En él te encuentras con unos pasos sencillos para ir dibujando un caballo más o menos normalito y hasta el penúltimo paso dices: “eso puedo hacerlo”.

El problema es cuando se hace el último paso, el de añadir los detalles, que, como ves, ya complica a todo el mundo. Incluso la persona más experta encontraría algunas dificultades para reproducir ese tipo de caballo siguiendo solo las indicaciones anteriores (porque no me dirás que se parece mucho.

Yo creo que el de los círculos era más bonito, al menos tenía una sonrisa porque en el último la pierde. Claro que se supone que los caballos no se ríen, ¿o si?

Eso sí, que no te desanime, seguro que con práctica (y magia) consigues hacer ese mismo trabajo a tu modo, una forma diferente de caballo, pero tuya al fin y al cabo.

Via: Eatliver

Un pensamiento en “Cómo dibujar un caballo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *