Con las pistolas no se juega

Hay que ser un indeseable para hacer que tu mujer se asuste de esta manera. Aunque es cierto que no se debe jugar con las armas de fuego, no puedes, y repito, no puedes ni debes asustar a nadie con unos petardos cuando tienes un arma de fuego en las manos.

Bueno, después de la charla y el vídeo, os tengo que decir que me he estado partiendo de risa un buen rato. Hay que ser moralista, pero nos podemos reír un buen rato de las desgracias y “putadillas” ajenas 😀 En eso consiste el humor después de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *