Cortar el césped

Una de las tareas que, desde primavera hasta finales del verano, a veces incluso en medio del otoño, se ha de realizar en los jardines es la de cortar el césped, una tarea que requiere estar varias horas arrastrando un carro que es quien corta, aunque seamos nosotros los que debamos dirigirlo y parar cuando la cesta esté llena para vaciarla y volver a empezar.

El trabajo no se hace precisamente en poco tiempo, requiere al menos una hora si el jardín es pequeño y eso pues cansa, estar de pie, agacharse, levantarse, es normal que después nos duela la espalda.

Por eso aquí se inventaron un método más “cómodo” para cortar el césped, método que seguro te gusta porque podrás ir sentado y no te cansarás tanto (solo cuando la cesta esté llena tendrás que bajarte y vaciarla.

¿Qué método es este? Pues el que ves, usar un coche para poder sentarte y así ir pasando el cortacésped tranquilamente. Aunque yo le veo un gran inconveniente y es que se supone que la parte donde está sentada es parte del motor y por tanto se calentará, y si se calienta el motor, ¿no se calentarán también las posaderas? Yo diría que sí.

Todo esto dependerá del tiempo que uno esté sentado y lo que tarde en pasarlo pero seguro que, al menos, ahora no se quejarán de tener que estar de pie todo el tiempo (últimamente nos hemos vuelto demasiado cómodos).

También hay otro problema y es que, si antes necesitábamos a una persona para cortar el césped, ahora vas a necesitar dos, una para el coche y otra para el cortacésped, a no ser que inventes algo para atarlo al coche y así no tener que preocuparte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *