Crean computadoras modernas con apariencia antigua

Sabido es que en la actualidad los distintos ordenadores y dispositivos presentan cada vez tecnologías más avanzadas, y que de la mano con cada una de ellas, podemos encontrarnos también con que sus diseños se van haciendo más livianos, finos, o raros, según cada caso, aunque en ninguno de ellos podríamos llegar a pensar que a mayor caudal de información que manejan estos aparatos, más obsoletas sería su apariencia.

Al menos, claro, que estemos metidos de lleno en esta nueva iniciativa desarrollada por algunos especialistas en la materia, denominada creación de “ordenadores steampunks”, los cuales permiten a los usuarios agregar pequeñas computadoras dentro de elementos que dejaron de ser utilizados hace décadas, y en algunos casos, incluso, hace siglos.

De este modo, no podemos dejar de destacar tampoco que este proyecto ya a nivel mundial, está basado sobre todo en la acuñación del término, que proviene del año 1980 por el escritor Kevin Wayne Jeter en la obra Morlock Night, aunque se debe señalar también que la fama internacional del mismo no llegaría sino hasta la presentación de La máquina diferencial de William Gibson y Bruce Sterling, en 1991.

Básicamente, la creación de este tipo de dispositivos se basa en tomar elementos que actualmente pueden ser considerados anticuados incluso por las personas mayores, pero agregándoles a los mismos, como por ejemplo telégrafos, armaduras, y cualquier elemento que pueda remitirnos directamente hacia los mejores relatos de ciencia ficción de la historia, pequeños ordenadores internos, realmente increíbles.

Entonces, aunque los ordenadores steampunks recién comienzan a recorrer el mundo, podemos estar seguros que el afán de sus diseñadores por insertar la más modernas tecnologías, en los más obsoletos elementos que alguna vez, y sólo hace muchísimo tiempo pudieron ser considerados útiles, logrará que tarde o temprano las principales tiendas, o al menos alunas alternativas, se hagan eco de este furor, acercándoselo a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *