Cuatro meses preso por comer tocino

Aunque el título de la noticia pueda sonar un poco fuerte, lo cierto es que hasta ahora al menos, nadie en el mundo es encarcelado por comer tocino. Sin embargo, un caso sucedido en Estados Unidos de forma reciente, ha demostrado como una persona puede terminar tras las rejas luego de excederse en el consumo de este alimento, sobre todo cuando tiene una discusión familiar por este asunto.

Lo cierto es que el asunto sucedió en Massachusetts, donde un hombre fue condenado a cuatro meses de cárcel luego de que atacó a su madre cuando ella le reprendió por comer demasiado tocino. Concretamente, el joven Christopher Rougeau, de 19 años, fue ingresado en un instituto de menores a raíz de esta situación en las últimas horas.

De hecho, el mismo Rougeau, se declaró culpable de asalto menor y agresión ante el centro de Berkshire Tribunal de Distrito, y de la misma forma admitió ser cuplable de cargos de intimidación de testigos y crimen, una vez que la policía local logró demostrar que agarró a su madre por el cuello en diciembre pasado, la dejó en el suelo y desactivo su teléfono cuando intentó pedir ayuda.

Según la revisión de los hechos, realizada por las autoridades locales, policía el incidente comenzó cuando la madre de Rougeau le gritó por comer el tocino que había estado guardando para más adelante en la semana, a lo que él respondió en los mismos términos, indusltándola, y diciéndole en un tono de voz cada vez más elevado, que tenía hambre.

Pero por si esto fuera poco, el joven también cumple al mismo tiempo una sentencia de cárcel por seis meses por violar su libertad condicional por un asalto junto a su madre en junio de 2011, de modo que parece que el único crimen cometido por él no tenía que ver con la comida, y que en parte, ella ha sido culpable por inculcarle esa clase de valores.

Un pensamiento sobre “Cuatro meses preso por comer tocino”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *