Cuenta los puntos negros

Las imágenes lógicas son divertidas porque uno no se espera que algo tan sencillo sea la diferencia. Las imágenes que te hacen pensar o decir, ¿cómo puede ser posible? Esas que son parte de ilusiones ópticas y te dejan claro lo engañosa que puede ser la vista aún cuando pensemos que somos buenos y nos fijamos en los detalles son aún mejores.

Por eso, esta vez os hago una pregunta sencilla. ¿Cuántos puntos negros hay en esta imagen? Porque, si te pasa como a mí, los puntos negros en realidad se mueven y, según donde mires, éstos van cambiando, como si se movieran con tus ojos, de tal forma que uno no sabe bien lo que está mirando.

Y eso es una ilusión óptica, la capacidad para engañar a la vista y ya no saber si lo que miramos es realmente lo que debemos mirar o hay algo que está equivocándonos (en este caso sería lo segundo).

Aquí el problema reside en ese color negro y los puntos blancos. Éstos llegamos a verlos en un color marrón grisáceo porque los ojos nos hacen anteponer ambos colores a la vez y, aunque te esfuerces mucho, llegarás a ver algún punto en un color que no le corresponde.

Así que no te preocupes si los ves de ese color, eres normal, estás viendo lo mismo que la mayoría (no diremos todos porque tiene que haber quien rompa la norma, ¿verdad?). Mientras tanto, ¿qué tal si haces la prueba con tus amigos?

Seguro que se quedan iguales que tú cuando les preguntes cuántos puntos negros hay, al menos no van a poder contar porque, cuando te fijas en otros se vuelven blancos.

Vía: eatliver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *