Curiosidades sobre el “bebé real”

Bebe real

Ayer fuimos partícipes, como testigos indirectos, del nacimiento del primer bebé de Kate y Guillermo, los Duques de Cambridge, y como no podía ser de otra forma, en este sitio queremos repasar algunas de las mayores curiosidades al respecto, como por ejemplo que al no saberse previamente su sexo, el Primer Ministro, David Cameron, había asegurado que podía llegar a cambiar la normativa para que una niña también fuera heredera al trono, lo que no será necesario.

Por otro lado, está claro que esta noticia mantuvo en vilo a una enorme cantidad de Gobiernos y Familias Reales en todas partes del mundo, y por eso llegó rápidamente a Londres, de parte de Finlandia, un clásico canastito en el que se contemplan pañales y ropita de bebé y que se le suele regalar a todas las mujeres que tienen familia en este país nórdico. Australia tuvo un gesto semejante, al enviar un babero Julia Gillard, ex Primer Ministro del país tejió ella misma.

Otra curiosidad al respecto es que incluso antes de nacer, el bebé real ya tenía su propia página en Wikipedia. Considerando que no se sabía si sería varón o mujer, y qué nombre tendría, la página se llamaba “Child of the Duke and Duchess of Cambridge”. Por supuesto, incluía información como acerca de los padres, el anuncio del embarazo, demás.

Luego, para denotar el reconocimiento en todo el mundo que ha tenido este nacimiento, es de destacarse que monumentos como la CN Tower de Toronto, las Cataratas del Niágara, la Fuente de Trafalgar Square de Londres o los principales edificios de Auckland, se han iluminado de azul tan pronto conocerse la llegada al mundo del pequeño. Lo curioso es que también se había dispuesto de pirotecnia rosa, por si acaso.

Por otro lado, se debe considerar que los Duques no están obligados a poner apellido a su pequeño, aunque de querer hacerlo, pueden optar por los que les corresponden a la Reina Isabel, el Príncipe Carlos o sus propios padres. En esos casos se llamaría Mountbatten-Windsor, Gales o Cambridge.

0 pensamientos en “Curiosidades sobre el “bebé real””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *