De lo que somos capaces

Los maestros siempre nos dicen que tenemos que escribir bien para así hacernos entender y que los demás nos comprendan pero lo cierto es que, mientras coloquemos la primera y la última letra en su sitio, el orden no nos afecta, nuestro cerebro lo interpreta de la manera adecuada.

Si no, un ejemplo:

Sgeún un etsduio de una uivenrsdiad ignlsea, no ipmotra el odren en el que las ltears etsan ersciats, lo mas ipormtnate es que la pmrirea y la utlima ltera etsen ecsritas en la psiocion cocrrtea.

El rsteo peuden estar ttaolmntee mal y aun pordas lerelo sin pobrleams.
Etso es pquore no lemeos cada ltera por si msima snio la paalbra cmoo un tdoo.

¿¿ Icrneilbe no ??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *