Dos más dos…

Desde pequeños, creo que la primera suma que los maestros y maestras nos hacen aprender a todos es la de ¿cuánto es dos más dos? Creo que, para todos, habrá sido una de las primeras sumas junto a la de uno más uno.

Hay algunos niños que lo pillan fácilmente, a otros les cuesta un poco más pero al final sí que saben hacerlo sin problemas, o al menos eso pensamos, que lo han aprendido, porque cuando vemos imágenes como esta pues uno se queda desconcertado pensando si no habría alguna clase de fallo en la educación de las personas porque no creo que veamos esto y digamos que está bien. ¿O creemos que dos más dos son cinco?

Porque eso es lo que nos encontramos en esta imagen, un tejado de una casa donde alguien ha escrito con letras grandes una suma: 2 + 2 = 5. Claro, que le ha salido mal y no creo que sea algo de lo que estar orgulloso.

Habría que comprobar el motivo por el cual se ha hecho, cosa que no sabemos, a lo mejor es un código en clave o una forma de sorprender a su amada. Por ejemplo, y aquí saliendo el aire romántico, llevar a una colina a su novia, mostrarle eso en el tejado escrito y declararse con algo como: ¿Quieres ser mi profesora y enseñarme durante toda la vida? Sería romántico, si, pero compadezco a la chica si ha de ponerse a enseñarle como un niño pequeño.

Ahora bien, como declaración original se llevaría un 10. Lo que ya no se es si sería atractivo para la chica, todo hay que decirlo.

Al menos nos queda claro a todos que 2 + 2 son 4, y no 5, digan lo que digan los demás, a no ser que sea truco o que tenga otras connotaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *