El artista que hace música con los glúteos ajenos

musica gluteos

Aunque no se trate de arte propiamente dicho, existen muchísimas personas en este mundo que tienen esos talentos que a uno le costaría explicar para qué sirven, pero que nos hacen pasar un buen rato de entretenimiento, como es el caso de Jorge, como se hace llamar este hombre que se encarga de generar música, pero no con los instrumentos convencionales, sino a través de la utilización de los glúteos de varias mujeres.

En concreto, todo comenzó cuando hace un par de meses, Jorge subió a YouTube un video en el que usaba los glúteos de cuatro mujeres que en ese momento se convirtió en un furor en la web, y dentro de todos los comentarios que el público le fue dejando, muchos de ellos tenían que ver con la consulta acerca de cuándo lanzaría la segunda parte de este curioso video, que finalmente no se hizo esperar.

Sin embargo, esta vez nuestro protagonista redobla la apuesta, ya que agrega a dos participantes más, platillos y “campanas”, para ofrecer una melodía tropical, logrando un resultado mucho más variado que en el video anterior, por lo que ha decidido llamarlo en esta ocasión “Percusión de traseros Patax 2”, su último hit.

En concreto, se trata de un video que dura cuatro minutos y muestra a Jorge González Pérez -su nombre real y completo- tocando los traseros de cuatro personas, además de combinar estas melodías tan particulares con las que producen los senos y pectorales de dos modelos, que como decíamos antes han sido agregados para ésta, su segunda participación artista subida a YouTube.

De hecho, se puede ver que, al finalizar su presentación, el músico toca las congas y se completa la canción con un trombón y un piano, poniendo a bailar a las demás personas, para así dejar de lado aquellas acusaciones de que aparecían únicamente como objetos durante todo el video, y demostrar que se puede ser ingenioso y lograr un producto entretenido sin gastar dinero.

0 pensamientos sobre “El artista que hace música con los glúteos ajenos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *