El coche fantástico versión edificio

Supongo que de El coche fantástico, lo que más recordaremos es el hecho de que Kitt era un coche que podía hablar. Pero una de sus marcas características era la franja roja que tenía delante, a modo de escaner, que se movía por un lado y por otro.

Bueno, algo parecido le ocurre a este edificio, seguro que te hace recordar a Kitt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *