El coche y el gato

Esta vez vamos a poner un problema lógico más de los que os gustan así que espero que seáis tan rápido como los anteriores.

“Un coche con los faros apagados circula por una calle apagada. Se cruza un gato negro y el coche lo ve y frena. ¿Cómo es posible?”

¡¡Espero vuestras respuestas!!

7 pensamientos sobre “El coche y el gato”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *