El día después

Una noche de copas, dan el resultado de una mañana de resaca ¿qué hacer para combatirla?, no es tarea fácil, pero se puede aliviar.

El agua es la mejor recompensa para el alcohol, antes, después y durante la ingesta, se ha de beber mucha agua, pues el alcohol deshidrata y ella hidrata, además de diluirlo en la sangre.

Mientras se consume una copa, esta se puede ir alternando con agua, cuando se llega a casa, igualmente se toma uno dos vasos de agua, quizás no nos apetezca mucho, pero es lo mejor para el día siguiente.

Antes de ir a tomar copas, lo primero que hay que hacer es alimentarse bien, pues el alimento protege el estómago ante lo que pueda venir después. Si en esta comida que hacemos anterior, consta de pasta, aceite, grasa… todavía mejor, pues estos alimentos crean una película protectora. Una pizza sería ideal.

Cuando ya vas de regreso después de esas copas, aunque lo que más apetezca sea tumbarse a dormir, hemos de evitarlo, no es lo más aconsejable. Intenta dejar de beber antes de iniciar la marcha de la fiesta, cuanto más tiempo pase desde la última copa hasta la cama, mucho mejor para el día siguiente.

Al despertar por la mañana, lo mejor es recuperar las vitaminas que has perdido. Un batido de plátano, leche y frutas secas, te ayudan a administrar vitamina B. Si no quieres perder el tiempo en prepararlo, un buen vaso de leche fría, también es recomendable. A lo largo del día, toma bebidas isotónicas para ir recuperando las sales y minerales que has perdido.

Fuente: mangas verdes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *