El huracán Sandy, culpable del aumento de embarazos

huracan sandy embarazos(1)

El huracán Sandy pasó hace algunos meses por Nueva York, concretamente el pasado 29 de octubre. Lo que nadie podía suponer, sin embargo, es que la necesidad de la gente de aislarse de su paso, dejando de lado sus empleos y demás ocupaciones, parece haber llevado a las parejas a pasarse algunas horas desarrollando algún otro tipo de entretenimientos, un poco más sexuales.

Esto debido a que, de acuerdo a las informaciones manejas directamente por el ginecológico del condado de Westchester, una de las más prestigiosas zonas residenciales de una de las ciudades más importantes del mundo, y que fuera gravemente afectada por el huracán, que registra una tasa de crecimiento de embarazos en la zona de alrededor del 30%, considerando el engendro de todos ellos en la época de este fenómeno climático.

De esta forma, los registros dejan ver un crecimiento notable de los nacimientos que se esperan para el próximo verano, siendo un elemento noticioso hasta tal punto que el periódico The New York Post realizó una serie de investigaciones, con entrevistas incluidas al respecto, dejando ver que muchas parejas aprovecharon el paso del huracán para tener una especie de maratón sexual en sus casas, debido a que no podían salir de allí.

“Nos preguntamos qué estaba pasando. Y lo entendimos cuando miramos los partos previstos para finales de julio y principios de agosto que es cuando nacerán los niños concebidos durante el huracán Sandy”, explicó al respecto una de las jefas enfermeras del hospital en cuestión, Linda Roberts, que viene trabajando con muchas de las madres que se encuentran embarazadas y manejan esa fecha para el nacimiento de sus hijos.

De igual modo, un grupo de expertos en la materia, han informado que es común que, en todo el mundo, se produzcan masivos nacimientos alrededor de nueve meses más tarde de que se hayan sucedido tormentas, nevadas y apagones, especialmente cuando se trata de fenómenos que aislan a la gente dentro de sus casas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *