El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido II

Vistas del valle por donde pasa el río

Allí podremos empezar nuestro recorrido a pie hasta la cascada. Hay dos grandes opciones. La más fácil consiste en ir por el camino directo hasta la cascada que discurre por el centro del valle y sigue el recorrido del río (3 horas). Este camino es bastante concurrido por lo que en muchos tramos está pavimentado para facilitar el paso. Alternativamente podemos coger lo que se denomina la ruta de los cazadores en la que nos subiremos en el margen derecho del valle hasta alcanzar una cierta altura que en un descenso progresivo hasta la cascada nos permitirá disfrutar de unas fantásticas vistas aéreas de la valle y del río (4 horas).

Pared de piedra con cadenas y estacas para ayudarse a subir

Una vez llegados a la cascada de la Cola de Caballo podemos refrescar un poco y si aún nos quedan energías podemos subir a la cima para disfrutar de las vistas panorámicas del camino que acabamos de hacer. Para hacerlo de nuevo hay dos opciones. Una es seguir el camino que bordea la cascada, y la otra, un poco más emocionante es ascender por un camino que hay junto a la cascada en el que el tramo final se trepar por la roca con el ayuda de las cadenas y estacas de hierro que hay clavadas para ayudarnos a subir. La panorámica vale realmente la pena.

A partir de aquí ya sólo nos queda volver hacia el centro de visitantes donde de nuevo el autobús nos recogerá para volver a Torla. Una buena opción para huir un poco de la “masificación” que puede haber los fines de semana es ir hasta la cascada por la ruta de los cazadores y hacer la vuelta por el camino normal.

Fuente: ordesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *