El paso del sol

El atardecer, sobre todo en verano, es una bonita puesta de sol que torna los cielos de un naranja y rosado. Solo es alrededor del sol, no todo el cielo se vuelve de ese color pero es hermoso pensar en el atardecer y quedarte mirándolo (no al sol precisamente) hasta que desaparece.

Sin embargo, sabes que va a volver a aparecer a la mañana siguiente y a la siguiente, solo que el amanecer no es algo que veamos tan a menudo, quizás porque a esas horas estamos ocupados levantándonos y preparándonos para el día, trabajando o seamos vampiros, que todo puede ser (hay personas que trabajan de noche así que éstas lo último que quieren es ver un amanecer sino coger una cama para dormir).

En esta imagen que hoy te dejamos tienes un montaje de fotografías acerca de un atardecer hasta un amanecer, al menos es lo que suponemos. El reloj de abajo (parte inferior de la imagen) nos dice que la primera fotografía es de las 6 de la tarde y como el sol desciende sabemos que es el atardecer. Nos van pasando las horas hasta llegar a las 6 de la mañana y podemos ver que el sol empieza a elevarse.

Con esto nos deja claro el movimiento, como si de una curva se tratara, hace el sol aunque muchos también podrían decir que es como una sonrisa (es bonito pensar en ello así).

¿Qué opinas tú al respecto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *