El regreso al colegio: los horarios

La temporada de verano plantea un respiro en la rutina diaria y, por supuesto, en la escolar. Sin embargo, todo regresa a la normalidad ni bien llegado el otoño y su carga habitual de ocupaciones. Por ello, a través de la aplicación de una serie de trucos para ambientarse a la nueva rutina, organizarse para seguir adelante no será tan dificultoso.

Los horarios

Uno de los cambios principales en este traspaso de temporada, son los horarios que se reestructuran. La libertad de dormir unas horas más, o de salir y regresar cuando se desee, queda en el olvido. Nuevamente se deberá pensar en los horarios de ingreso escolar y a aquellas actividades extras, como danzas, deportes y arte.

Una buena opción para ir tomando el ritmo, es comenzar desde una semana antes a despertarse en el horario que lo debería hacerlo para concurrir a clases. Aunque luego simplemente se pase el día en actividades de ocio, acostumbrar paulatinamente al organismo a esta nueva rutina es lo mejor.

Otra recomendación, es anotar los horarios de cada miembro familiar en un lugar visible, para recordar los mismos hasta que éstos se constituyan en un hábito familiar.

Fuente: veo verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *