Estatua dedicada al Kancho

Siempre he creído que los japoneses tenían un humor un tanto especial, y esta estatua dedicada al Kancho me lo ha verificado. Ahora es cuando ustedes me preguntan, y qué narices es eso del Kancho… pues una bromita que consiste en introducir los dedos por el ano a cualquier incauto desprevenido.

img27

Muy gracioso eso del Kancho, sí señor.

Vía: My Confined Space

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *