Halloween, lo que debes saber

Ayer asistimos a una nueva celebración de Halloween, un fenómeno norteamericano pero que cada vez se hace más global, aunque lo importante del caso es poder conocer un poco más el origen de esta fiesta. Respecto al mismo debemos decir, en primera instancia, que tiene su origen en la festividad celta del Samhain, junto con la festividad cristiana del Día de Todos los Santos, aunque está un poco lejos de las entidades satánicas que algunos le asignan.

Otro de los aspectos interesantes de Halloween tiene que ver con su nombre, el cual proviene de la frase escocesa “All Hallows’ Even”, que podría ser traducida de forma literal como “Víspera de Todos los Santos”, y que explica un poco también acerca del origen de la festividad, la cual ha alcanzado niveles de globalidad nunca antes vistos desde la llegada de las redes sociales.

El uso de disfraces es otro de los elementos distintivos de Halloween. La idea de las personas antiguamente era que mediante la utilización de éstos, podría ahuyentar a los fantasmas del pasado y espíritus malignos que se apersonaran, evitando de esa forma ser dañados o perseguidos por los mismos. Es por ello que, en la mayoría de los casos, predominan los disfraces de terror.

Pero si hay un punto que llama la atención actualmente, el mismo está relacionado de forma directa con la masificación que ha sufrido Halloween en los últimos cuatro o cinco años. De hecho, desde sus primeras celebraciones hace 160 años, hasta mediados de los ´90, se trataba de una festividad sólo norteamericana, que recién ahora comienza a interesar al resto del mundo, por el papel que juegan las redes sociales, como Facebook y Twitter.

Para finalizar, otra de las frases que se atribuyen a esta celebración siempre, es la famosa “dulce o travesura”, que proviene de la primera “truco o trato”. Si no había “trato” con el espíritu maligno, entonces éste realizaría un “truco” sobre la persona, maldiciendo a todos sus familiares y su casa.

Un pensamiento en “Halloween, lo que debes saber”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *