Ídolos

Cuando a los jóvenes, nos gusta un actor o actriz, cantante o artista, al principio nos gusta su físico, sus canciones y películas, pero luego, cuando vamos buscando información sobre ellos, nos gustan también sus gustos y aficiones en la vida.

Alos 12 y 14 años, un cantante o actor es muy importante en nuestras vidas, pues con sus canciones nos sentimos identificadas, soñamos que están dedicadas para cada una de nosotras, y es durante años es el prototipo de hombre que nos gusta, en los chicos pasa lo mismo, nos gusta esa cantante como mujer, nos atrae su cuerpo, llenamos de pósters nuestro armario, y de frases bonitas nuestras carpetas, sabemos mas donde va a dar un concierto que de la fecha del próximo examen de matemáticas.

En el tema del cine, vamos buscando sus últimas películas, cualquier cosa que hagan nuestros actores favoritos, nos cambia la vida, a veces es tal la obsesión que nos sentimos morir si no vamos a un concierto o a ver el último estreno.

Solo nos comprenden nuestras amigas, que sienten lo mismo que nosotras, pues para las chicas es más fuerte que para los chicos, y nuestros padres no nos entienden, ¿acaso ellos no han sido fan de nadie alguna vez?

Puede que no todas las jóvenes sean iguales, púes cuando yo tenia esa edad, con ponerme misa canciones favoritos en el walkman, era feliz, ya soñaba con el, y el día ya era de otro color, aunque no he ido a ningún concierto en mi vida, puedo llegar a entender el sufrimiento que padecen a esa edad por un ídolo.

Fuente: soitu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *