Ingenio vs Inteligencia

Muchos opinan que el ingenio y la inteligencia es lo mismo pero si ponemos ciertos ejemplos nos encontramos con que no es así y os decimos que hay una gran diferencia entre uno y otro, diferencia que debemos tener en cuenta y que nos hace pensar que hemos sido unos tontos por no pensar en eso antes.

Por ejemplo, se dice que, en la NASA, cuando empezaron en los años 60 con el lanzamiento de los astronautas al espacio exterior (recuerda que aún no habían pisado la Luna) nos encontramos con que los bolígrafos no funcionaban en gravedad cero porque la tinta no bajaba ni aunque lo pusieras boca abajo (rara vez los bolis escriben así).

Por ello se pudieron a investigar y desarrollar un bolígrafo que sí pudieran usarlo y finalmente obtuvieron su beneficio cuando, después de seis años de pruebas, investigaciones y demás que supusieron un gran gasto a la sociedad americana crearon un bolígrafo especial capaz de escribir en gravedad cero, en cristal, a temperaturas bajo cero, etc.

¿Qué pasó entonces para que nos quejemos? Pues algo muy sencillo. Los rusos tenían el mismo problema y ellos lo solucionaron sin pasar seis años ni gastar montones de dinero para investigaciones y pruebas. ¿Cómo? Sencillo, en lugar de darle a los astronautas bolígrafos… Les dieron lápices.

Ahí está la diferencia entre el ingenio y la inteligencia. Si, muy bien por la nada para ser inteligente y crear el bolígrafo pero más ingeniosos fueron los rusos que resolvieron el problema sin costarle nada a su sociedad. Para que luego digamos que son iguales.

Y como esto hay muchos otros ejemplos pero quizás con lo que te debes quedar es con el hecho de que el ingenio vence a la inteligencia en muchas ocasiones. Eso y que, para fijar el lápiz, basta con empapar la hoja con un poco de leche. Para que no se borre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *