Intervención policial

Los textos a menudo nos cuentan historias divertidas o historias que uno siempre querría leer cuando está aburrido, cansado o simplemente quiere hacer otra cosa. Por eso de vez en cuando me gusta dejarte traducido algún texto que cuente una historia, al principio normal, pero con un resultado increíble, como la que hoy te dejo.

En ella, un niño pequeño corre por la calle en busca de un policía. Cuando por fin encuentra uno, con lágrimas en los ojos se pone a rogarle:

– Por favor, venga al bar conmigo. ¡Mi papá está metido en una pelea!

El policía acompaña al niño al bar donde se encuentra con tres hombres peleándose a puñetazos mientras los demás miran. El policía mira al niño tranquilizándole.

– Está bien, hijo. ¿Cuál es tu papi?
– No lo se. – Responde el muchacho.
– ¡Por eso se están peleando! – Exclama el policía.

Como ves, hasta los textos más pequeños pueden contener historias graciosas. Ahora bien, la traducción la adorné un poquito para que tuviera algo más de texto y un poco más de situación, aunque lo conserva todo. Es divertido pensar en ese tipo de situación porque desde luego el policía nunca se iba a imaginar que el niño pequeño no supiera cuál era su padre y eso por supuesto es algo sorprendente (no tanto pero al menos el niño habrá ido con algún adulto al que llamara papi antes).

Así tendrás una bonita tarde de martes y lo que es mejor, verás que los policías, si, si, esos que te miran con cara de “voy a ponerte una multa” también pueden tener un poco de humor en las cosas más cotidianas de la vida como son las peleas.

Vía: Phil’s Pun

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *