Jamie Oliver gana una demanda a McDonald´s

Jamie Oliver

Jamie Oliver es uno de los chefs más conocidos del mundo, pero más allá de lo que sabe en la cocina, se ha hecho famoso en los últimos tiempos por llevar adelante una buena cantidad de iniciativas con las que pretende especialmente demostrar que McDonald´s utiliza elementos nocivos para el cuerpo humano en la elaboración de muchos de sus productos. Por el momento, parece que incluso la Justicia le da la razón.

Es que el reconocido chef se impuso hace algún tiempo su necesidad de demostrar al mundo, cómo se hacen las hamburguesas, considerando que de acuerdo a sus estudios, “las partes grasosas de la carne se lavan con hidróxido de amoniaco y luego se usan en la confección de la torta de carne para rellenar la hamburguesa”. Aunque uno no entienda nada de esto, básicamente quiere decir que se trata de materia prima no apta para el consumo humano.

Por este motivo, y luego de que una serie de tribunales en todo el mundo le dieran la razón al chef, la franquiciadora ha anunciado de forma oficial que cambiará la receta. Vamos, que están admitiendo que prácticamente nos envenenaban hasta ahora, y sólo van a cambiar los ingredientes o procedimientos por miedo a que se les arruine el negocio.

“Estamos hablando de carnes que hubieran sido vendidas como alimento para perros y después de este proceso se les sirve a seres humanos. Aparte de la calidad de la carne, el hidróxido de amonio es dañino para la salud”, ha señalado en este sentido uno de los chefs activistas radicales que más en contra de las cadenas de comidas rápidas se ha posicionado en todo el planeta.

De hecho, sus demostraciones no se quedaron en las hamburguesas, ya que también apuntó contra las clásicas nuggets o patitas de pollo, de las que señaló que se generan a partir de un licuado de las sobras del pollo, es decir grasa, pellejos, cartílagos, vísceras, huesos, cabeza, patas, todo lo cual se licúa y se pinta, además de pasarse por aceites tóxicos. Un verdadero asco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *