Un judoca brasileño rompe su medalla en Londres

Era sólo cuestión de tiempo para que las curiosidades empezaran a aparecer en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, ya no relacionadas con la ceremonia inaugural, sino directamente con el acontecer de los propios atletas, como en el caso del judoca brasileño Felipe Kitadai, quien no pudo evitar romper la medalla de bronce que había conseguido.

La cuestión es que este sudamericano se alzó con la medalla de bronce en la categoría de 60 kilos el mismo día de su cumpleaños el sábado pasado, y tan feliz con el logró que evidentemente no esperaba, no tuvo mejor idea que marcharse a tomar una ducha con la medalla aún colgando, como para demostrar que no se separaba de la presea por nada del mundo.

Sin embargo, el movimiento terminó por no ser muy feliz, de modo que, incluso sin hacer casos a las burlas y comentarios de sus compañeros de delegación, se metió bajo el agua con la medalla al cuello, hasta que la correa que la sujeta terminó por romperse, cayendo la misma al piso, y rajándose en varios de sus principales elementos que representan a la figura olímpica, y claro, son los que sobresalen del fondo de la presea.

Una vez sucedido este inconveniente, el deportista no tuvo mejor idea que notificar a la Federación Brasileña de Judo, para que intercediera ante el Comité Olímpico Internacional, y le consiguieran una nueva medalla, más allá de que por una cuestión reglamentaria, el COI no se encuentra obligado de ninguna forma a entregarle una nueva presea.

Sin embargo, parece que la buena actitud y el interés de los miembros del Comité Olímpico podrían lograr que Kitadai consiguiera una nueva medalla, con la que esperemos no tenga intenciones de ducharse en las próximas semanas, o al menos, que se asegure de tenerla sujeta al cuello por algo más que la siempre correa con la que se entrega a los tres primeros de cada competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *