Knockout Game, repudiable nueva moda en Internet

Knockout Game (500x200)

Cuando uno se pone a revisar en YouTube, puede ver videos de los más curiosos, hasta otros que comienzan a llamar la atención porque se repiten, y claro, que en muchos casos terminan mostrando patrones de comportamiento social a los que debemos tener en cuenta. En esta situación en particular queremos hablar de una especie de juego macabro que se está volviendo una moda entre los jóvenes de los Estados Unidos.

Se trata, en concreto, del Knockout Game, y aunque uno podría pensar que estamos hablando de un videojuego de boxeo, poco tiene que ver con la virtualidad, sino más bien está relacionado a la realidad de las personas. Es que la idea de quienes participan en esta especie de juego es noquear a algún desconocido por la calle, habiendo registrado el momento, para luego subir el video a Internet, una verdadera locura.

Hay que destacar que esta situación ya se volvió de alerta máxima para las autoridades de los Estados Unidos, considerando que la misma ya causó decesos en muchas de las grandes ciudades locales, como Syracuse, Nueva York; San Luis, Misuri, y Nueva Jersey, por lo que las fuerzas de seguridad patrullan de sol a sol en búsqueda de quienes producen estos ataques tan perversos.

Lo peor, obviamente, es que el Knockout Game comienza a viralizarse en Internet con la publicación de videos de jóvenes golpeando a transeúntes elegidos al azar. Incluso, se ha reportado que algunos de ellos utilizan elementos de acción pesada para asegurarse de que las víctimas no puedan reponerse del golpe en el momento, pero claro que esto es lo que muchas veces les termina provocando la muerte.

Entre los fallecidos por este tipo de moda tan estúpida, se encuentra algunas personas como Eric Ralph Santiago, un hombre de 46 años, además de James R. Addlespurger, un profesor de 50 años de edad, y otros cuya identidad ha sido reservada para no darles lugar a estos violentos.

0 pensamientos en “Knockout Game, repudiable nueva moda en Internet”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *