La boda de mi mejor amiga, critica de la película (1)

Annie (Kristen Wiig) está pasando por una mala época: su negocio fracasó, su prometido la dejó, tiene un trabajo que detesta y mantiene relaciones con un hombre que sólo la considera una diversión. Cuando su amiga Lilian (Maya Rudolph) le dice que está preparando su boda y que quiere que ella sea su dama de honor, Annie se encuentra con una oportunidad de hacer algo que la llene y la haga feliz. Pero la rivalidad con Helen (Rose Byrne), la nueva amiga de Lilian, y la incapacidad para controlar sus propios problemas convertirán la preparación de la boda en un auténtico infierno.

La boda de mi mejor amiga (desafortunada adaptación del título original Bridesmaid) es una divertida comedia que utiliza como excusa la boda de una de las protagonistas para explorar las relaciones entre un grupo de amigas y los problemas e inseguridades de su día a día. De principio a fin, la película está llena de chistes exagerados, totalmente incorrectas y con cierto mal gusto que ya son marca de la casa de todos aquellos productos con los que Judd Apatow tiene algo que ver. Pero la principal virtud del filme, aparte de ser extremadamente divertido, es que estas bromas no son momentos aislados e inconexos dentro de la historia sino que están perfectamente integrados en un guión que funciona y consigue dibujar una Annie completamente enloquecida pero que es capaz de todo para su amiga.

Fuente: filmaffinity

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *