La boda de mi mejor amiga, critica de la película (2)

Lo que más sorprende de la película es que tanto en la historia como en los chistes es comparable a cualquier comedia salvaje más propia del público masculino, siendo Resacón en Las Vegas uno de los últimos ejemplos que podemos encontrar. En este caso todos estos elementos se han traslada a una historia típicamente femenina y la unión de estos dos mundos, tan separados a priori, da como resultado un producto fresco, que no deja a ningún espectador indiferente y que proporciona dos horas de auténtica diversión.

En el reparto brilla especialmente con Kristen Wiig, también guionista de la producción, que demuestra una capacidad maravillosa para la comedia pero también por las actuaciones más intimistas sin caer en el drama fácil. Su personaje está perfectamente definido y tiene una evolución constante y creíble a lo largo de la película y su relación con el policía Nathan Rhodes (Chris O’Dowd) está tan bien llevada que podría pasar por real. Pero Wiig no está sola en la película y actrices como Maya Rudolph, Rose Byrne o la fantástica Melissa McCarthy nos presentan unos personajes llenos de contradicciones y demuestran ser perfectos para la comedia más loca.

La boda de mi mejor amiga es, sin duda, la comedia de la temporada, una de las producciones más divertidas de los últimos tiempos que funciona como un reloj durante todo el metraje. Una oportunidad poco habitual de ver un reparto en estado de gracia al servicio de un guión fantástico.

Fuente: filmaffinity

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *