La curiosidad de las mascotas

Las mascotas muchas veces suelen ser curiosas y por eso algunas veces las regañamos, porque su curiosidad hace que hagan algo que no deben. En este caso la curiosidad de este perro está incitada por un humano que sostiene un puntero y que le da juego al perro, pero claro, lo que pasa al final es algo que tiene mala leche, sobre todo para los hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *