La edad del pavo

La  famosa “edad del pavo”, que por mucho que me empeño y esfuerzo, no entiendo por que se le llama así, es duro y difícil desde el lugar de los padres como de los hijos. Los padres ante la tarea tan complicada de tener un rebelde descontrolado y sin tener claras sus ideas en casa, y los hijos teniendo que soportar las incomprensiones y quejas de sus padres sobre lo que hacen y dejan de hacer.Hay jóvenes a los que les dura mas que a otros, pero es una frustración no entender los cambios físicos y sicológicos que tenemos y nos ayuden a los que i queremos hablar sobre lo que sentimos y queremos los jóvenes de mi edad es curioso que cuando eres adulto y maduro, se critique tanto esta edad y actuaciones de los jóvenes, cuando todos lo han tenido que pasar en pequeña o gran medida por lo mismo.

Yo creo que si a los adolescentes nos escucharan mas, no lo pasaríamos tan mal, pues a veces lo único que queremos conseguir es llamar la atención de los más mayores, sin querer con ello ocasionar complicaciones para los padres, tan solo un oído al que hablarle, y un hombro donde apoyarse.

Entre nosotros los jóvenes, cómo los amigos son más o menos de la misma edad, no entendemos la mencionada anteriormente edad del pavo, pues para todos nosotros es normal, nuestras preocupaciones, cambios, arrebatos e incluso locuas de las que nuestros padres se quejan lo sentimos por los adultos pero van a tener que seguir armándose de comprensión, aguante y paciencia.

Fuente: zona pediátrica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *