La mujer con los implantes mal hechos

 

Hace algunos años los implantes en los senos supieron ser furor, pero ahora, con el avance de las tecnologías, muchas mujeres apuestan directamente a embellecer sus traseros mediante este tipo de cirugías estéticas. Sin embargo, como todo lo que tiene cierto riesgo, puede salir mal, y así le ha pasado a una mujer anónima, que ha subido el video de su lamentable situación a YouTube, para que todos entiendan los límites de estas operaciones.

La cuestión es que el video en donde en principio se ve su trasero en ropa interior, sin nada anormal, nos permite observar tan pronto lo ponemos a correr, se observa como la misma comienza a mover los pedazos de silicona que se encuentran dentro de su trasero de un lado para otro, hasta que finalmente los mismos quedan acomodados en el sitio en donde deberían quedarse quietos todo el tiempo.

“No creo que un implante deba hacer eso. No se supone que pueda darse vuelta”, explica la perjudicada en el video, aunque no se tiene más información acerca de ella, más allá del hecho de que evidentemente habla en idioma inglés, y en apariencia con un acento mucho más americano que británico, aunque su nombre, como decíamos, continúa siendo una incógnita.

De esta forma, la mujer que se ha hecho famosa al tiempo que muestra el resultado adverso de una fallida operación de implantes de glúteos, nos dejar ver en el video cómo una de las almohadillas que los médicos insertaron en su glúteo derecho migró hacia la parte superior de sus caderas, lo que no sólo produce un desfasaje estético, sino también un riesgo de vida.

En este sentido, y aunque a la mujer sólo podemos observarle el trasero, un tatuaje tribal en su cintura y sus muslos, se ha convertido en la reivindicadora de todas aquellas personas que luchan por erradicar este tipo de operaciones, aunque en su caso particular, y más allá de saber si conseguirá ayuda, la fama al menos podría acercarla a ella.

Un pensamiento en “La mujer con los implantes mal hechos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *