La sabiduría de las princesas

A decir verdad, después de ver la imagen una se da cuenta de cuánto machismo y feminismo hay en el mundo. Y de cuántas verdades se dicen aquí, aunque no nos demos cuenta.

Una de las princesas Disney que a mí más me gusta es Bella, de La Bella y la Bestia, por el hecho de que enseña a los niños que “las apariencias no importan” y uno ha de mirar a las personas con los ojos del corazón, no con los ojos normales dejándonos llevar por ese aspecto físico.

Sin embargo, hay una verdad en la frase de Bella en esta imagen: “Salvo que seas la chica”. Si señor o señora. Si eres un hombre feo entonces no te preocupas porque sabes que alguna mujer verá en ti lo bueno que eres y podrás vivir feliz y comer perdices pero, ay, señor, si eres la mujer y no eres agradable a la vista, o tienes un defecto para los hombres, no esperes que vaya a llegar un príncipe azul porque no lo hay. Eso es algo que se aprende desde pequeña.

Y esto nos lleva a pensar en miles de historias y lo malos que somos con los demás.

Pero bueno, no es lo único. La frase de Cenicienta también tiene mucho que decir al respecto. ¿Acaso hace falta un hombre para ser feliz, cambiar de trabajo y demás cosas? ¿Y solo porque eres guapa tienes que enamorar a un hombre? ¿Qué pasa si no lo eres?

Esto es uno de los ejemplos de la cultura que le enseñamos a los niños hoy día: a que si no eres guapo no eres nada en la vida y que las mujeres, en este caso las princesas, han de buscar maridos guapos, ricos y atractivos para que las protejan. Como si la mujer no pudiera hacer eso sola.

Y las otras frases tampoco tienen desperdicio…

Vía: Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *