tortuga

La silla de ruedas de una tortuga

Tzvika es una tortuga que sufrió un grave accidente: le pasó por encima un cortacésped. Por ello quedó dañada su espalda, el caparazón y las patas traseras y no podía moverse.

¿Qué hacer? Pues nada, una silla de ruedas especial para la tortuga que, aunque al principio no la quería, ahora la ha aceptado. Tranquilos, que volverá a caminar perfectamente, pero mientras tendrá que hacer uso de este original invento.

Vía: Orange.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *