La visión de la barba

Seguro que alguna vez te ha pasado que, cuando te has dejado barba, las personas te han mirado de formas muy diferentes y has dicho: ¿qué pasa? Porque a ti te gusta, porque te olvidas de tener que estar afeitándote cada x días o porque no tienes ganas de afeitarte porque para lo que haces…

Bueno, pues que sepas que no todos te ven como tú crees que te ves y un ejemplo está en esta imagen donde se nos muestra las formas en las que te ven los demás. Y desde luego da mucho de qué hablar.

Por ejemplo, como te ve tu novia. Si, ya sabemos que a las novias no les gustan las barbas, primero porque si todavía no es barba pincha, y segundo porque después es como si estuvieran acariciándote con un cepillo o algo peor, y ellas siempre dirán, que si una ha de estar depilada para su chico, su chico también debería hacer lo mismo.

Después está la madre. La madre es especial porque ya sea por el pelo (con el típico, ¿dónde vas con esas greñas?) a la barba, la ropa, etc. es normal pensar que la barba no es algo que le vaya a gustar ver mucho en un hijo.

Los demás, dependiendo de cómo se cuide la barba, te verán raro, con demasiado pelo como si quisieras esconder algo (y no es lo mejor hoy día, la verdad).

Y por último estás tú, que te ves como cualquier actor famoso de esos por el que las mujeres suspiran. Pero reconócelo, aunque te pongas barba vas a ser el mismo, menos visible, pero el mismo de siempre y ligando no creo que notes la diferencia. O quizás sí, nunca se sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *