Ladrones de rastas en Sudáfrica

ladrones rastas

Las rastas son comunes en todo el mundo. Ese tipo de trenzas que forman un peinado generalmente relacionado con las culturas africana y reggae puede ser visto en cualquier ciudad del planeta, pero lo que seguramente pocos sabían, es que en Sudáfrica se ha vuelto relativamente común, en los últimos meses, la aparición de ladrones de rastas, sí, así como lo lees, personas que intentan robarlas.

El caso más reciente en este país africano, de hecho, fue el de un habitante local, denominado, quien aseguró que un grupo de asaltantes se acercaron hacia donde se encontraba caminando en su ciudad, considerando que “querían mi celular y sus rastas”, como él mismo se encargó de explicar posteriormente a los medios de televisión que se acercó.

“Tenían un cuchillo y cortaron mi pelo con tijeras. Todavía me duele cuando pienso en esa noche. Solía ver a gente vendiendo rastas en la calle y no sabía de dónde venían”, explicó esta misma persona, quien asegura estar convencida de que el hurto se produjo para luego poder comercializar las rastas ya armadas en otros sitios del país, pensando en que su costo es mucho más alta cuando así se venden.

El problema, según sus palabras, es que como las rastas tardan varios años para crecer, y mucha gente quiere tenerlas sin esperar, puede llegar a pagar altas sumas por adquirirlas, motivo por el cual algunos malhechores ya encontraron su negocio, asaltando a quienes las llevan con su pelo natural, cortándoselas, y haciendo buen dinero sin ningún esfuerzo.

En general, la mayoría de las bandas que han sido denunciadas por este tipo de accionar se encuentran operando en la ciudad de Johannesburgo, considerando que el costo de una colocación de rastas largas puede llegar a ser de unos 220 dólares, alrededor de 180 euros, en los sitios más aclamados de la localidad.

Un pensamiento sobre “Ladrones de rastas en Sudáfrica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *