Las adivinanzas reales

Este es el chiste que nos deja pito doble. Muy bueno.

Según se cuenta, la Familia Real, tiene por costumbre después de la cena jugar a las adivinanzas bajo la dirección de Doña Sofía.
El día de la pedida, los novios pasaron juntos el día, y fieles a esta entrañable costumbre decidieron jugar para que Letizia se fuera familiarizando. Así que empezaron de la siguiente forma:

Sofía: bien, vamos a empezar el juego. Primera adivinanza: “larga y afilada cual estilete, por la punta saca y mete, y por detrás lleva el ojete”.
Letizia: Eso debe ser una polla, ¿no?
Sofía: ¡Por Dios, es una aguja¡ Felipe, el bolso de la señora, que Doña Leticia se va.
Felipe: Mamá, discúlpala que ella no entiende de protocolo. Poco a poco va aprendiendo.
Sofía: Está bien, le daré otra oportunidad. Segunda adivinanza: “grande la quisiera que entre las piernas no me cupiera”.
Letizia: Eso sí es una polla ¿no?
Sofía: ¡Por todos los santos! Es una yegua. Felipe, el bolso de la señora que doña Letizia se va.
Felipe: Mamá, por favor. Discúlpala que viene de TVE, y ahí son muy blasfemos. Dale otra oportunidad.
Sofía: Está bien, le daré otra oportunidad, pero ya me empiezo a cansar. Tercera adivinanza: “entra duro, sale blando, y además chorreando”.
Letizia: Ejem. ¿no es una polla?
Sofía: Dios del amor hermoso, ¡es un churro!. Felipe, el bolso de la señora que Doña Letizia se va.
Felipe: Mamá, por favor, discúlpala que está nerviosa. Dale la última oportunidad.
Sofía: Está bien, la última, pero ninguna más. Cuarta adivinanza: “cimbel matutino, con fuerza de pepino que por delante escupe gotas, y por detrás le cuelgan dos pelotas”.
Letizia: Felipe, dame el bolso que me voy, porque eso es una polla como una olla.

Enlace: El pito doble

4 pensamientos en “Las adivinanzas reales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *