Las diez compras más ruinosas de empresas de Internet

1. Broadcast.com, Adquirida de nuevo por Yahoo en 1999 por 5.000 millones de dólares. Salió más barata que otras operaciones, pero le dio dinero suficiente a Mark Cuban para comprar al Dallas Mavericks, condenando a los estadounidenses a aguantarle de por vida.

2. AOL, Fusionada con TimeWarner en 2000. Poco después de la unión, los negocios de AOL empezaron a estar bajo mínimos, mientras TimeWarner aguantaba el chaparrón.

3. Excite, Comprada por la compañía de cable @Home en 1999 por 6.700 millones de dólares, Excite fue durante un tiempo el segundo o tercer portal de la Red. Año y medio después de la compra estaba en bancarrota.

4. GeoCities, Yahoo se hizo con ella en 1999 tras desembolsar 3.560 millones de dólares. ¿Cuándo fue la última vez que visitó usted una web de Geocities? Pues eso.

5. Netscape, Comprado por AOL en 1998 por 4.200 millones de dólares: cuando se compra un empresa de primera línea sin planes para ella, se acaba improvisando.

6. Lycos, Terra Networks lo compró por 4.600 millones en 2000. Ambas empresas tenían problemas suficientes como para reducir el precio de compra a casi un tercio en los cuatro meses que duraron las negociaciones.

7. BlueMountain.com, Comprado por [email protected] en 1999. En fin; gastarse 780 millones de dólares en una web de tarjetas de felicitación…

8. MySimon, Adquirido por CNET en 1999 por 700 millones. Otro ejemplo de cómo el comprador no fue capaz de integrar su nueva adquisición; ahora CNET está siendo adelantado por mejores y más potentes motores de comparación de precios.

9. Skype, En 2005, eBay pagó por ella nada menos que 2.600 millones de dólares. Y desde entonces no parece que se les haya ocurrido una forma de integrar el servicio de llamadas en su negocio de subastas.

10. Hotmail, Comprada por Microsoft en 1998 por unos 400 millones de dólares; que no está nada mal teniendo en cuenta que no hizo mucho por mejorar la presencia de Microsoft en Internet.

Enlace: Baquía
Vía: Barrapunto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *