Leer es como…

A ver, yo se que hoy día no son muchas las personas que leen un libro, ya sea uno de papel o uno digital, que tanto se están poniendo de moda ahora mismo. Lo cierto es que son pocos los que lo hacen y eso, quieras o no, repercute, y mucho, en la forma en que se ven las cosas, y en el lenguaje, la forma de expresarse y demás.

Antes, en la EGB, tenías una hora entera dedicada a la lectura y tenías que leer, además en voz alta, para que todos te escucharan, supieras pronunciar las palabras y además estar atento porque si te tocaba a ti y no sabías por dónde iba te castigaban, normalmente a ponerte de rodillas y seguir la lectura.

Ahora no se le da tanta importancia pero creo que quien lea esta imagen si que le dará al menos un poco de importancia, y digo un poco porque la verdad es que llama la atención y alguna que otra risilla se coge, eso seguro. Y el motivo es la frase que te aparece:

Leer es como besar: a quien no lo hace con frecuencia se le nota en la lengua.

Seguro que eso ahora que lo piensas te das cuenta que es así. Porque quien no ha leído mucho no tiene tanta rapidez de palabra y de lectura como uno que sí ha leído mucho (pudiendo incluso terminarse un libro en un día si se lo propone, o en horas).

Supongo que ahora algún libro caerá, y más teniendo en cuenta que mañana es el día del libro así que hay que disfrutarlo al máximo. Recuerda, que el día del libro solo es un día y que éste puede llevarte a despejarte de la vida que se lleva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *