Line rider con mucho arte

Quién no ha jugado alguna vez al ingenioso juego de line rider, ese en el que un hombrecillo con su diminuto trineo tiene que recorrer las líneas que nosotros, hábiles y duchos en el arte de dibujar con el ratón, hemos plasmado por toda la pantalla.

La mayoría de las veces empezamos haciendo una cuesta infinita para terminar estampando el trineo y su piloto contra un suelo que previamente habíamos creado con alevosía y muy mala intención, pero dejando de lado toda esa rabia contenida que plasmamos en el juego, algunos se dedican a hacer auténticas obras de arte, lienzos de ingeniería fina por donde el personaje interactivo se desliza por montañas y rampas, pero con algo más de gracia que nuestros simples garabatos en la pantalla.

Me dejo de verborrea y atentos al vídeo.

Un pensamiento sobre “Line rider con mucho arte”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *