Llega, roba y se duerme junto al dueño de casa

Una de las principales precauciones que deberían tener un ladrón que ingresa a robar a una casa sería evitar quedarse dormido junto al dueño de casa. Pues bien, eso fue algo que nunca tuvo en cuenta un hombre de Lieja, Bélgica, quien ingresó a un hogar siendo extraño para sustraer algunas cosas, y que cuando despertó de su letargo, se encontraba rodeado de un grupo de policías, a los que había alertado quien habita en la casa.

La cuestión es que el dueño de casa se despertó como todas las mañanas, pero para su sorpresa observó que un extraño dormía plácidamente a su lado, y que en su hogar no se encontraba uno de los televisores de la casa, por lo que no dudó en comunicarse con la comisaría local, aguardando a que los agentes llegaran antes de que el malhechor despertara, algo que increíblemente sucedió, siendo apresado en ese momento.

Según la posterior reconstrucción de los hechos, el ladrón que fuera identificado como Adrián X, ingresó algunas horas antes, en la noche, a la habitación de la víctima para robar un televisor. Sin embargo, cuando los dos ladrones ya estaban en el umbral de la puerta de la casa con el televisor, aparecieron otros dos individuos que les atacaron y se lo quitaron. Increíble.

Entonces esta persona, muy asustada, no tuvo mejor idea que acostarse al lado de la primera víctima, el dueño de casa, llevando aún puestos algunos objetos robados, como por ejemplo el reloj y el móvil de su compañero de habitación. Para más inri, el cómplice acudió a una comisaria para denunciar el hurto del televisor que él mismo había robado minutos antes, lo que de alguna forma alertó a la policía.

Sin embargo, la prensa local explica que, en un comienzo, los agentes no se dieron cuenta de lo que estaba ocurriendo y, tras presentar la denuncia, el ladrón dejó la comisaria sin problemas. Aún no ha sido encontrado, según la agencia Belga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *